¿QUÉ NECESITAS PARA SER REDACTOR FREELANCE?

Posted on

Quién tiene el dominio de la lengua tiene un tesoro

¿Te gusta escribir? ¿Crees que tienes talento? ¿Estás dispuesto a ser tu propio jefe y asumir las ventajas y desventajas que eso supone? Puede que tu camino sea convertirte en redactor freelance. Esto es lo que necesitas para empezar. 

 

1. Escribir bien

Lo primero de todo es el dominio de la ortografía, las reglas sintácticas y la puntuación. Todo escrito exige estas habilidades técnicas, y tan importante es saber ensamblar bien las piezas de un texto como dominar la ortografía y la puntuación para que el mensaje llegue el lector en perfectas condiciones, con eficacia comunicativa.

 

2. Innova y escribe cosas útiles

Aporta algo nuevo o dale a lo antiguo tu toque personal. Ponte en el lugar del lector y piensa si es útil para él. Originalidad y utilidad son sinónimos de calidad en lo que a contenidos se refiere.

 

3. Sencillez

Recuerda, el camino más corto para llegar al lector es la claridad. Si una persona entiende lo que dices permanecerá más atento a tu texto. Ese es el objetivo. Para que tu escrito no aburra al lector, tendrás que construir un texto ágil, evitando largos periodos que aletargan y no dan respiro a quien lo lee. Ten presente que un párrafo sin pausas, con una sucesión cansina de subordinadas, es un abandono seguro. Y lo peor, es posible que ese lector ya no regrese. 

 

5. El peso de las palabras

No todas las palabras tienen la misma fuerza: si tienes dudas en plena redacción, haz uso de palabras potentes, las más descriptivas. Evita los me gusta mucho y elige el me encanta o me fascina

 

6. Cohesión

Busca la cohesión entre las partes del texto. Intenta que sea rotundo y cumpla con la idea que expresabas en la introducción. Este es un rasgo imprescindible de los textos bien construidos.

 

7. Escribe, edita y corrige

Primero escribe el texto, después dale forma con un título impactante e imágenes o elementos multimedia que refuercen su significado y finalmente siempre corrige los errores que se te han podido escapar. 

 

 

Fuente: 

www.lancetalent.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *